ibubok.com, Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
iBubok, Descarga las últimas novedades en libros electrónicos. Cientos de libros para descargar
Facebook Conéctate con
0
Carrito de la compra
Suscríbete a nuestros boletínes
Danos tu Email
He leído y acepto la política de privacidad
Más visitados:
  • Regina

  • Si soy tan buena, ¿por...

  • Steve Jobs

  • Seis semanas para ser un...

  • La caída de los...

  • Tengo ganas de ti

  • Cada siete olas

  • Estudio de los efectos...

  • Área 81 (e-original)

  • Si tú me dices ven lo...

  • La verdad sobre el caso...

  • El arte de la guerra

Detalle del Libro
0 DE UN TIEMPO A ESTA PARTE

DE UN TIEMPO A ESTA PARTE


Autor(es):

Paco Arana


ISBN: 9788494839443

Fecha de Publicación: 21 de Marzo de 2018
Editorial: ediciones ende
Idioma: Castellano
Tipo formato : pdf

4,99 €

Comprar
Impuestos incluidos
No disponible

Apuraron el licor estimulante, dejaron sus copas sobre la mesa auxiliar y se miraron de nuevo a los ojos para envolverse en un fogoso y prolongado besuqueo. Ahora, en la intimidad de la sala, Rafael le acariciaba el cuerpo por encima de aquella falda de tubo que deslizaba lentamente hacia arriba, descubriendo sus nalgas, para después de haber hundido los dedos entre su prenda más íntima, tomarla en brazos y elevarla lentamente hacia sí. La conducía caminando en dirección al dormitorio, cuando le interrumpió Benita que se libró de él para apagar la luz del salón y encender el transistor. Entre apresurada y ruborosa, comenzó a quitarse la ropa hasta quedarse totalmente desnuda y se acostó sobre la cama invitando con un gesto a Rafael. Desnudos los dos, pudieron observar que, la intensa luna de enero se había instalado en la claraboya de aquella buhardilla parisina, para ser testigo de la entrega alocada y sexual de los recién enamorados.
Apuraron el licor estimulante, dejaron sus copas sobre la mesa auxiliar y se miraron de nuevo a los ojos para envolverse en un fogoso y prolongado besuqueo. Ahora, en la intimidad de la sala, Rafael le acariciaba el cuerpo por encima de aquella falda de tubo que deslizaba lentamente hacia arriba, descubriendo sus nalgas, para después de haber hundido los dedos entre su prenda más íntima, tomarla en brazos y elevarla lentamente hacia sí. La conducía caminando en dirección al dormitorio, cuando le interrumpió Benita que se libró de él para apagar la luz del salón y encender el transistor. Entre apresurada y ruborosa, comenzó a quitarse la ropa hasta quedarse totalmente desnuda y se acostó sobre la cama invitando con un gesto a Rafael. Desnudos los dos, pudieron observar que, la intensa luna de enero se había instalado en la claraboya de aquella buhardilla parisina, para ser testigo de la entrega alocada y sexual de los recién enamorados.

Relacionados:
No hay comentarios, ¡se el primero en comentar!

Agregar comentario

ccaptcha Recargar captcha