ibubok.com, Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
iBubok, Descarga las últimas novedades en libros electrónicos. Cientos de libros para descargar
Facebook Conéctate con
0
Carrito de la compra
Suscríbete a nuestros boletínes
Danos tu Email
He leído y acepto la política de privacidad
Más visitados:
  • Regina

  • Si soy tan buena, ¿por...

  • Steve Jobs

  • Seis semanas para ser un...

  • La caída de los...

  • Tengo ganas de ti

  • Cada siete olas

  • Estudio de los efectos...

  • Área 81 (e-original)

  • Si tú me dices ven lo...

  • La verdad sobre el caso...

  • El arte de la guerra

Detalle del Libro
0 Obras Póstumas de M. de Grimaldy

Obras Póstumas de M. de Grimaldy


Autor(es):

Luis Silva Mascuñana


Subcategoría:
ensayos literarios

ISBN: 9788490092866

Fecha de Publicación: 24 de Abril de 2008
Editorial: Bubok Publishing
Idioma: Castellano
Tipo formato : pdf

3,63 €

Comprar
Impuestos incluidos
No disponible

Considerado como uno de los libros de cabecera del alquimista Fulcanelli, estas ?Obras póstumas de Denis de Coponay de Grimaldy?, se constituyen imprescindibles para interpretar sin equívocos las dos magnas obras de este Adepto del siglo XX. La presente traducción, ampliada con serios comentarios y numerosas notas a pie de página del propio traductor, permitirán al atento lector no sólo desvelar correctamente tanto el ?Misterio de las Catedrales? como las ?Moradas Filosofales? sino también penetrar en el templo de la Sabiduría de los antiguos filósofos, adquiriendo con ello las claves de la operatoria de la Gran Obra. La traducción que presentamos, formalizada por Luis Silva, filósofo natural y alquimista, pone al alcance del público una de las obras espagírico-alquímicas más raras, desconocidas y extremadamente imprudentes de la literatura alquímica, tanto, que ni siquiera el propio Fulcanelli se atrevió a citarla, así lo afirmó Eugène Canseliet, su único discípulo conocido.

Relacionados:
No hay comentarios, ¡se el primero en comentar!

Agregar comentario

ccaptcha Recargar captcha