ibubok.com, Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
iBubok, Descarga las últimas novedades en libros electrónicos. Cientos de libros para descargar
Facebook Conéctate con
0
Carrito de la compra
Suscríbete a nuestros boletínes
Danos tu Email
He leído y acepto la política de privacidad
Más visitados:
  • Regina

  • Si soy tan buena, ¿por...

  • Steve Jobs

  • Seis semanas para ser un...

  • La caída de los...

  • Tengo ganas de ti

  • Cada siete olas

  • Estudio de los efectos...

  • Área 81 (e-original)

  • Si tú me dices ven lo...

  • La verdad sobre el caso...

  • El arte de la guerra

Detalle del Libro
0 Ellos

Ellos


Autor(es):

Joaquín Rodríguez Bonilla


ISBN: 9788490094334

Fecha de Publicación: 6 de Mayo de 2008
Editorial: Bubok Publishing
Idioma: Castellano
Tipo formato : pdf

0,00 €

Comprar
Impuestos incluidos
No disponible

?Ellos? es la historia de un pobre contada a su perro. En esta novela el autor mezcla una crónica de la España negra, con relatos de guerra que su padre le contara repetidas veces, así como vivencias de niño en su pueblo natal en aquellos años de la posguerra. Pero lo importante de este libro son sus olores y sonidos. Olor a cocido de puchero, hecho en las brasas de la paja de una cocina de labranza, el olor de rastrojo del trigo recién segado, el de los tomates y la hierbabuena del gazpacho, el olor de la parva trillada de la era, el olor de las amapolas, del hinojo, del romero y del tomillo. El olor de la tierra de las calles y de la madreselva y la cal de las paredes recién enjalbegadas del verano, y el olor a molinos de aceite y braseros recién encendidos del invierno. Y el sonido casi musical de los gorriones nuevos de primavera, de las golondrinas, de los zorzales y de las cigüeñas sobre el nido de la torre. El sonido desgarrador de las mujeres despidiendo a sus maridos cuando se iban a Alemania. Y el sonido melódico y embriagador del canto de las niñas, en el recreo, cuando saltaban a la comba en la Plaza del Generalísimo.

Relacionados:
No hay comentarios, ¡se el primero en comentar!

Agregar comentario

ccaptcha Recargar captcha